Fricción

dualidadIncluso para comer pan os hace falta ayuda externa: un cuchillo para cortarlo en rebanadas. Todo requiere de una fuerza externa. Aun así, en algún momento, tendréis que daros cuenta de que la fuerza externa y la fuerza interna son la misma.

Cuando llega esa consciencia desaparece toda fricción, porque la causa de todos los problemas es la dualidad.

Cuando pienses que estas atravesando un momento placentero, ten la certeza de que vas a tener algún momento doloroso también.

Debemos ir más allá de los niveles conscientes y subconscientes de la mente, en los que están contenidas todas las combinaciones kármicas de las impresiones que hacen que una persona se sienta infeliz o superficialmente alegre.

 

Speak Your Mind

*