La ambición debe estar llena de humildad

Gururaj_pintando_y_discipuloEn el camino del Bhakti Yoga, uno puede rendirse conscientemente a través del proceso del pensamiento hasta que se descarta éste y todo lo demás (pensamiento, sentimiento, emociones). Cuando te deshaces de todo eso, te vuelves tú mismo Voluntad Divina. Si no te vuelves Voluntad Divina, permanece la separación y éste conflicto entre el libre albedrío y Voluntad Divina.

Uno debe tener ambición, pero la ambición debe estar llena de humildad. No hay nada equivocado en querer tener miles de millones dólares mientras el corazón y la mente estén trabajando con la ley Divina. La idea que hay en mente es: aquello que se reúne, se ofrece siempre a los pies del Señor.

La ley de la naturaleza está siempre presente para apoyarnos y ayudarnos. La naturaleza nunca está contra el hombre, porque el hombre es un producto de la naturaleza. Al tener una voluntad libre, a veces vamos contra la naturaleza y es ahí donde comienza el problema.
Una vez que reconoces que la debilidad es un obstáculo para tu felicidad en la vida, la cura ha comenzado. Una vez que admites la debilidad, te aceptas a ti mismo. Cuando te aceptas a ti mismo, te deshaces de la idea de la culpa. Dices: “Hay una fuerza en mi interior que está esperando salir y yo he tenido las puertas cerradas”. Entonces, cuando intentamos abrir las puertas, nos sorprende cómo entra la luz en nuestras vidas y lo hace brillar todo. En el fluir torrencial de esa riada de luz, tu libre voluntad no es jamás tu libre voluntad, se unifica con la Voluntad Divina.

Speak Your Mind

*