Decidir qué es lo que aceptas y qué es lo que rechazas

Gururaj_blanco_negro_24Compete a tu libre albedrío, a tu elección, el decidir qué es lo que aceptas y qué es lo que rechazas.

Adquiere conocimiento por todos los medios, pero fíltralo: desecha lo que no es necesario y coge la esencia.

Cuanto más sensible seas en la percepción de cosas buenas, serás más capaz de percibir cosas malas.

Es inútil intentar analizar la mente para encontrar discernimiento. Análisis no es lo mismo que discernimiento, porque todas las formas de análisis siguen siendo un modelo prefijado y son parciales.

¡Conocimiento es una palabra que ha sido tan malinterpretada! Conocimiento es la acumulación de diversos hechos que se pueden encontrar en una buena enciclopedia. Queremos ir más allá del conocimiento y entrar en el dominio de sabiduría. Esto es algo diferente al conocimiento.

El propósito al que debe servir realmente el intelecto no es hacer diversas deducciones, sino discernir de forma muy simple entre lo que es correcto y lo que es equivocado. Sí has despertado tu parte supraconsciente, encontrarás que todas las decisiones que tomas son automáticamente correctas.

Esto se refiere, no sólo a las charlas que os doy, sino a todos los libros que leéis. Puede que no estéis necesariamente de acuerdo con el autor. A menudo, cuando leo ciertos pasajes, me digo, por ejemplo: “Esto no es del todo así” o “Esto no es así”, pero respeto la comprensión adquirida por el autor. Cualquier autor siempre encontrará a alguien que no esté de acuerdo con sus pensamientos.

Por eso dijo Cristo de una forma tan bella: “Hay muchas ovejas, pero no todas son de mi rebaño”.

 

Speak Your Mind

*